¿QUÉ ES?

El Derecho Civil se ocupa de regular las relaciones entre particulares. Tanto las relaciones más íntimas y personales, como las relaciones económicas, tienen su cabida aquí.

Hasta cuestiones internas como la personalidad o la nacionalidad –dejando aparte trámites administrativos– son cuestiones civiles.

Tu caso se ajusta al Derecho Civil si, es por ejemplo, alguno de los siguientes:

Derecho matrimonial.

  • Trámites para formalizar el matrimonio.
  • Separación.
  • Divorcio.
  • Convenio regulador.

Propiedad.

  • Titularidad
  • Trámites con Registro y Catastro.
  • Posesión de fincas.

Sucesiones. O lo que es lo mismo, lo relacionado con la herencia.

Derecho de contratos.

  • Derechos y obligaciones que tiene cada una de las partes.
  • Cumplimiento o incumplimiento de contrato.
  • Compra-ventas.
  • Arrendamientos y alquileres.

Reclamaciones de cantidad y otros conceptos.

Trámites ante Registros.

  • Certificado de nacimiento.
  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de defunción.
  • Certificado de antecedentes penales.
  • Certificado de delitos de naturaleza sexual.
  • Solicitud de nacionalidad española.